Declaración Final

COMISION DE LOS DERECHOS DE LA MUJER DE LA F.A.C.A.

X JORNADAS NACIONALES DE ABOGADAS DE LA F.A.C.A.

Ante la renuncia de la Ministra Dra. Elena Highton a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la Comisión de los Derechos de la Mujer de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (F.A.C.A.) considera que se debe designar una jurista mujer, conforme los mecanismos previstos en el Dto. 222/2003 que garanticen trasparencia y participación ciudadana.

La renovación producida en la Corte Suprema a partir del año 2002 significó un gran paso adelante en la consolidación de un estado social y democrático de derecho y en la generación de un cambio histórico con la inclusión de dos magistradas mujeres sobre un total de siete miembros, constituyendo la primera vez en la historia de nuestro país que un gobierno constitucional incluye a juristas mujeres en el más alto Tribunal de la Nación.

El compromiso con la defensa de los derechos de la mujer y la igualdad nutrió muchos precedentes emblemáticos para el cambio de enfoque en la interpretación y aplicación de las normas desde una perspectiva de género y generó avances muy concretos en el Poder Judicial: la creación de la Oficina de la Mujer y de la Oficina de Violencia Doméstica.

Ambas iniciativas irradiaron su ejemplo en todo el país, impulsando la creación de oficinas similares en los poderes judiciales de las provincias.

La Oficina de la Mujer de la CSJN visibilizó la composición desigual del poder judicial: en los cargos inferiores se ubican mayoritariamente las mujeres; en los superiores, se ubican los varones. El Mapa de Género de la Justicia Argentina lo demuestra con claridad:

«Al igual que en los años anteriores, se observa que si bien en el año 2020 el sistema de justicia estuvo conformado mayoritariamente por mujeres (56%), sólo el 31% de las máximas autoridades eran mujeres. Luego, si se considera la sumatoria de quienes accedieron a un cargo de magistratura, procurador/a, fiscal o defensor/a, número que incluye a quienes se desempeñaban como máximas autoridades, esta cifra ascendió al 44%, aunque sigue estando por debajo de la paridad de género. Al contrario, las mujeres fueron mayoría en el funcionariado y en el personal administrativo (61% y 60%, respectivamente), mientras que el personal de servicio fue mayoritariamente masculino (68%). Lo anterior da cuenta de que el “techo de cristal” aparece para las mujeres cuando concursan para acceder a la magistratura, y más aún, para acceder al máximo nivel de autoridad. «

La participación de abogadas mujeres en los máximos niveles de decisión de los poderes judiciales provinciales también dista mucho de ser representativa de la matrícula y de la sociedad. En total son 131 jueces de Cortes provinciales: 92 hombres y 39 mujeres . Todavía varios Tribunales Superiores de provincias están compuestos por varones en su totalidad, como Chubut, Corrientes, Formosa, La Rioja y Mendoza. Alguno de ellos nunca en su historia contaron con una magistrada mujer.

Traducido en cifras, se ve con claridad el techo de cristal: somos todos formalmente iguales, pero hay una línea invisible que opera como techo para detener la participación de las mujeres en los lugares de mayor responsabilidad profesional y política.

Las últimas dos vacantes de la CSJN fueron cubiertas por juristas varones, por lo que proponemos que en esta oportunidad comience a saldarse esta deuda de la democracia, con la designación de una abogada que demuestre compromiso con una justicia más igualitaria e inclusiva y que exhiba una trayectoria proveniente del ejercicio profesional vinculado a litigios con enfoque de derechos humanos y perspectiva de género, entendiendo que ello redundará en una conformación más plural y equilibrada de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Santa Fe, 28 de Octubre de 2021